¿Micromachismos en el vino?

Hoy, Día Internacional de la Mujer, leeréis mucho sobre machismo y micromachismo. Este último es un término acuñado a principios de los años 90 del siglo pasado por el psicoterapeuta Luis Bonino para referirse a comportamientos o expresiones que, de forma más o menos sutil, contribuyen a perpetuar hábitos machistas. ¿Quién no ha oído eso de “Yo ayudo mucho a mi mujer en casa” o su equivalente en boca de ellas “Mi marido ayuda mucho en casa”? ¿O el tándem “Hazlo tú que yo no sé y tardo más”-“Ya lo hago yo qué tú tardas mucho”? ¿Quién no ha visto o leído crónicas sobre eventos en los que sólo las intervenciones de las asistentes femeninas van acompañadas de descripciones floridas sobre sus atuendos? ¿Quién no se ha encontrado -y aquí se inicia este post- en alguna de estas tres situaciones?:

Vinos “para mujeres”

Según las encuestas, las mujeres prefieren los tintos. Sin embargo, aún hay quien te habla de rosados y blancos como los vinos femeninos por excelencia, supuestamente por su mayor delicadeza y sencillez; en otras palabras, por ser más “fáciles”. La tontería es doble. Por un lado, por el innegable machismo que supone cuestionar la capacidad de las mujeres para apreciar todos los tipos de vino. Por otro, por la ignorancia vinícola de quien emite una opinión tan lamentable, olvidando, por ejemplo, la existencia de blancos con un cuerpo, unos matices y unas peculiaridades como los del maravilloso reserva de Viña Tondonia, cuya apreciación mayor o menor dependerá de la nariz de quien lo pruebe, no de su aparato genital.

Mujeres vino

Las tres C, sólo para hombres

Cartas, catas y cuentas: esas son las tres C. No os enfadéis, trabajadores de la restauración, pero sabéis que muchos de vuestros compañeros (entendiendo por tales los de ambos sexos) siguen entregando el menú a todos los comensales, pero la carta de vinos, por defecto, a uno de los hombres presentes, con lo fácil que sería preguntar antes “¿Quién va a elegir el vino?”. O entregar una carta de vinos por comensal. Lo mismo vale para la cata de la botella elegida (¿tengo yo cara de enólogo sabelotodo por llevar gafas y mi chica no?) y para la “dolorosa”, que diría un cuñao. No cuesta nada depositar la cuenta entre los comensales y no al lado de uno de ellos, en masculino (salvo, quizá, del cuñao, pero por el hecho de serlo, no por su sexo). Cabe recordar a este respecto que propina es un sustantivo femenino.

Vino sexismo

Los camareros-Nielsen

Dícese de los que, cual consultores de la conocida empresa demoscópica, optan también por no preguntar y toman decisiones de consumo en función de sus previas investigaciones de mercado. Una pareja heterosexual pide un vino tinto y una cerveza sin alcohol sin especificar qué es para quién y el camarero sirve el primero a él y la segunda a ella. Repiten la jugada a los postres, con un café y un whiskito, y éste acaba en manos del hombre. Parejas homosexuales, desde aquí os animo a que pidáis siempre sin concretar el qué-para-quién en bares y restaurantes y nos vayáis contando vuestras experiencias: nos permitirán dilucidar qué criterios utilizan los camareros-Nielsen cuando no pueden decidir en función del sexo del cliente. ¿El tinto para el moreno y la cerveza 0º para su chico rubio?

Afortunadamente, situaciones como éstas irán desapareciendo a medida que el consumo y la restauración se contagien de la realidad del mundillo del vino, en el que cada vez más mujeres dirigen bodegas, son mayoría en las escuelas de sumillería y destacan como enólogas de primera. No en vano se suceden los estudios científicos en los que la capacidad olfativa femenina resulta mejor parada que la masculina, por no hablar de su comprobada mejor percepción de los colores, capaz de distinguir entre una decena de rojos diferentes mientras los hombres nos miramos preguntándonos si esas diez cosas no son todas rojas y punto.

Micromachismos

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s