¿Quién fue Dom Perignon?

Además de dar nombre al champán más famoso del mundo, Dom Pierre Perignon (1638-1715) fue el responsable de que hoy existan los espumosos y de que casi todos los vinos se tapen con corcho. Esta es la historia de una las personas más importantes del mundo del vino…

Nació en la región de Santo-Menehould, en Francia, a mediados del siglo XVII. Con 19 años ingresó en un convento de monjes benedictinos, donde estuvo una década antes de ser trasladado a la abadía de Hautvilliers, en la región de Champagne. Allí se le encargó la tarea de custodiar los sótanos de la bodega

Se dice que Dom Perignon era ciego, o casi ciego, un problema que hizo que tuviera muy agudizados los demás sentidos, sobre todo el olfato y el oído. Un día sin determinar de la primavera de 1670, por casualidad, oyó una explosión lejana entre las botellas. Acudió hacia donde se había producido el ruido y, palpando el suelo, se dio cuenta de que una de las botellas de vino había explotado durante su crianza. A cuatro patas, según cuentan, lamió el líquido desparramado en el suelo. Le supo raro y abrió una de las botellas para catar más. Lo que en ese momento sintió sólo se puede explicar replicando las palabras que el propio monje pronunció: “¡Estoy bebiendo estrellas!”. Las estrellas a las que el benedictino se refería eran las burbujas que estallaban en su boca, bolsas de aire producidas por la fermentación de los azúcares y levaduras del vino que se reactivaron aquella cálida primavera.

Dom Perignon

Las botellas de esa producción no eran muy resistentes y él lo sabía. ¿Qué ocurriría si hubieran sido de un cristal más grueso? ¿Se evitaría que explotaran preservando así esas burbujas el tiempo que hiciera falta? Dom Perignon, una persona muy curiosa y un investigador nato, se hizo con una serie de botellas mucho más resistentes.

Pero, ¿cómo taparlas? Desde luego necesitaba algo mucho más consistente que la cera que se usaba por entonces. Cuenta la historia que, mientras le daba vueltas al asunto, recordó haber visto tapar con corcho las cantimploras de unos visitantes del monasterio de Sant Feliu de Guixols (España). ¡Eureka! El corcho era el material perfecto para guardar las estrellas… La corona de alambres sobre el corcho que aún hoy vemos en los champanes y cavas también es producto de la investigación de Pierre Perignon.

Además, el abad seleccionó las cepas que darían forma al producto de su cuvée (bodega) y tan bien lo hizo que, en el año 1794, la casa Moët et Chandon compró los viñedos de la abadía para quedarse con ese trocito de la Historia del vino.

Dom Perignon fue enterrado en Epernay (Francia) entre vides, justo como él quiso. ¿No creéis que fue un personaje magnífico?

3 comentarios en “¿Quién fue Dom Perignon?

  1. Pingback: Un copa para cada necesidad | Maldita Filoxera

  2. Buenas tardes,es muy linda hasta Bohemia la historia de Don Perignom. Yo trabajo en una pequeña bodega de la provincia de San Juan que hase este método,muy artesanal y a su ves le pone un valor agregado,es totalmente orgánico. Siempre escuche hablar del monje, pero al leer su historia parase ser que me transporta a esos sótanos!!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s